viernes, 19 de julio de 2013

La leyenda de la Panda y la Gata.

 
¡Minna-san!!!
 
¡Otsukareina!!!
 
Lo bueno de tener colegas bloggers es que en algunas ocasiones te enteras de una que otra novedad gracias a ellos y que esas viejas leyendas que te contaron a veces se basan en la realidad y otras no. Recuerdo cuando escribí sobre la aparente ojeriza que le tenía la Enana Gruñona a una de las Pandas y como aparentaba ser bastante arisca con ella, hasta podría decirse que lo hacía con otra intención, lo que me llevó a pensar que en serio Tanaka se la tenía atravesada a la pobre Junjun, pero recién he venido a darme cuenta que en el fondo Reina no era tan dura como a veces quería dar a entender y muy por el contrario si que tenía su corazoncito.
 
Cuando ví los mensajes de despedida de las chicas a las Pandas y a Kamei en esa recordada triple graduación en el Yokohama, hasta ahora no tenía ni idea de lo que les dijeron (si pues, mi japonés aún es lamentable) pues tengo el concierto sin subtítulos en español, pero fue gracias a mi colega Angie Katina que pude enterarme de una parte de lo que le dijo Tanaka a Junjun, pues le recordó la anécdota de cuando se sentaban juntas en el bus que trasladaba al grupo y al parecer le confesó a la Panda que eso sucedía porque por lo bajo le pedía al manager del grupo que las sentara juntas.
 
Y vaya que ese fue todo un descubrimiento, lo que me llevó a pensar en cuantas cosas y secretos me tienen guardados tantos mensajes, programas y MC's hasta que no los encuentre subtitulados. Pero bueno, a lo que iba. La verdad que me quedé bastante sorprendido con ese curioso caso. Y yo que creí que en serio Tanaka se la tenía jurada a la pobre Jun, pero algo me decía que esas lágrimas que derramó en esa fría noche de diciembre no eran gratis y algo se tenía guardado, pues la Enana Gruñona no era de llorar mucho, pero la verdad hasta a mi me conmovió verla llorar de esa manera, así que algo ya sospechaba sobre lo que le quiso decir en ese mensaje, pero no fue hasta ahora en que lo supe.
 
Y lo mejor del asunto es que con su bien ganada fama de cascarrabias ese hecho si que me dejó bastante perplejo y no hay duda que aunque se haya graduado, Tanaka siempre será una constante caja de sorpresas y por supuesto que estaré dispuesto a descubrirlas todas. Claro, con la ayuda de mis valiosas colegas a las que les estoy agradecido por cada cosita nueva que encuentro gracias a ellas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario