martes, 11 de abril de 2017

Kaede Kaga.


¡Minna-san!!!

¡Otsukareina!!!

Definitivamente me gustan las historias. No sé ustedes, pero una de mis historias favoritas es la que tuvo de protagonista a Kaga Kaede en un lejano concurso interno de las kenshuusei, ese que tuvo como ganadora a Danbara Ruru, donde trapeó el piso con Murota Mizuki interpretando Memory Seishun no Hikari, canción que también cantó Murota, pero a pesar de haberlo hecho bien, no le llegó ni a hacer cosquillas a la genial interpretación de Ruru, una cantante que se mantiene de forma inexplicable en el Team Kenshuusei, cuando ya han ascendido idols como Haga Akane, Tanimoto Ami, Niinuma Kisora y siguen firmas.

Bueno. El asunto que al momento de anunciar a la ganadora, que por supuesto fue Ruru, hubo una niña que estalló en un "desgarrador" llanto, por llamarlo de algún modo y secundada por otra niña cuyas lágrimas parecían ahogarla. En todo caso, si bien no soy nadie para juzgar los sentimientos de una niña, a mi me pareció de veras repudiable el ver a alguien llorando de esa manera, cuando no había motivos para hacerlo. Me dio la impresión que alguien estaba más que celosa ante el triunfo de una compañera y no tuvo mejor manera de demostrarlo que apelando a unas lágrimas que me supieron a rabia mal disimulada, a simple y llana envidia de alguien que no sabe perder y sobre todo, a alguien que desvaloraba del todo el triunfo de alguien con la que compartió, valga la redundancia, triunfos y derrotas, noches gloriosas en los eventos de las kenshuusei y en los Haro Con como parte de las bailarinas principales, un lugar que así nomás no lograban todas, pues ese era el máximo logro y reconocimiento al que aspiraban todas en ese momento.

Que distinto cuando ganó Kaede en la siguiente edición. Ver a sus compañeras aplaudiendo el triunfo de una llorosa Kaede fue hermoso y más aún, las lágrimas DE ALEGRÍA de Wada Sakurako, cuando Sakko ya era parte de Kobushi Factory, fueron el broche de oro que cerró el momento de gloria de Kaga. Y lo curioso vino después. Cuando ganaron el primer lugar Kasahara Momona y Kiyono Momohime en el siguiente concurso, vi desconcertado como una sonriente Kaga Kaede, si, la misma que lloró sin mediar explicación alguna cuando ganó Danbara, aplaudía el triunfo de ambas niñas, sin ningún atisbo de querer llorar.

Y así señoras y señores, niñas y niños. Ésta es la muchacha que eligieron para formar parte de Morning Musume. Muchos argumentan que la odio, que le tengo envidia, que le tengo ojeriza y la verdad no dejan de tener razón. Quizás no envidia, porque definitivamente no soy idol y ella es muy buena en lo que hace, merced a los más de cuatro años que estuvo como kenshuusei, pero la verdad que no es santa de mi devoción. Aunque tampoco voy a tapar el sol con un dedo y negar el talento que tiene. Es buena cantante y demostró que está para ser una excelente bailarina en Brand New Morning, pero lo que me irrita es que la emoción desbordante de muchos ya raya en lo paranoico y salen con desaguisados como ese en que ya la ponen como la cuasi "salvadora" de Morning Musume, que su generación es la mejor (?) que haya entrado al grupo, que la futura center está en sus filas (otro ?) encarnada en Yokoyama y así, cada vez más hiperbólicas las lisonjas hacia Kaede y peor aún que muchos la pintan como una heroína, que luchó sin rendirse hasta obtener un lugar en Morning Musume (otro ? pero doble ??) cuando a las finales primó más la opinión de los que la eligieron, no porque ella haya "luchado por conseguir sus sueños" otro de los falsos méritos que le endilgan a Kaga.

Pero a las finales, ella YA ES una Morning Musume y no es que importe mucho mi opinión, sólo quería escribir lo que pienso de ella. Que es talentosa, eso ni dudarlo. Pero eso no evita que tenerla en el grupo, cuando todavía sigue en compás de espera Reina Ichioka, la Reina que DEBIÓ estar en Morning Musume, me sepa a chicharrón de sebo y más cuando debo soplarme los comentarios de los que la tienen prácticamente en un pedestal.

Y eso si que me tiene desconcertado.

2 comentarios:

  1. Ahora entiendo tus comentarios sobre ella, la verdad es que no sabía de esos hechos porque no suelo seguir mucho a las kenshuusei, así que te agradezco la aclaración.

    Es posible que esas lágrimas se deban a muchos factores, así que por mi parte me gustaría darle una oportunidad a ver cómo es su personalidad, si ha aprendido más de las relaciones con sus compañeras y es mejor persona ahora, que éso también es importante en una idol. Esperemos a ver :)

    ResponderEliminar
  2. Pero ojo, con éste comentario no es que les diga o las orille a odiarla, Kaede es una buena muchacha por lo que he podido leer en diversas entrevistas, humilde y bastante talentosa, pero por más que quiera no puedo sacar de mi memoria esas imágenes tan lamentables. No quiero que la odien ni que tengan un mal concepto de ella, sólo que esa espina la tengo clavada y duele más al ver que hay muchachas tan talentosas como ella que aún siguen siendo kenshuusei y con casi el mismo tiempo de Kaede, como el caso de Ichioka Reina, Inoue Hikaru o la misma Danbara Ruru y chicas que se merecen el ascenso como Takase Kurumi o Horie Kizuki, ya que he visto irse por la puerta de atrás a Yokugawa Yumei y Tanabe Nanami y eso aún duele.

    Kaede tiene una linda sonrisa y ojitos graciosos, pero aún falta mucho hasta que olvide lo que pasó.

    Saludos y gracias por comentar.

    ResponderEliminar